Charlene de Mónaco habría tratado de escapar tres veces de su boda

Al parecer no todo fue paz y amor en la unión real entre Charlene Wittstock y elpríncipe Alberto de Mónaco. Probablemente, las lágrimas que soltó la bella sudafricana en medio de la boda no fueron de emoción, sino de real desconsuelo.

La hoy esposa del príncipe Alberto hasta habría pedido asilo a la Embajada de Sudáfrica en Francia